Divisiones de madera y mobiliario (I): proyectos de transformación del espacio interior

David Mimbrero

La construcción en madera ha ido tomando una importancia creciente en los últimos años y extendiéndose hacia nuevos campos y aplicaciones, en parte como consecuencia del proceso de transformación de los modelos constructivos de nuestra época. La ligereza de la madera facilita su transporte y puesta en obra, lo que la hace competitiva frente a los sistemas constructivos convencionales. Es un material sostenible, con capacidad para ser reciclado, baja huella de carbono y la posibilidad de certificar su procedencia y ciclo de vida. Y finalmente, se adapta perfectamente a las técnicas de prefabricación e industrialización, instaladas ya definitivamente en la construcción.

Aunque la tradición del uso de la madera en España no es comparable a la de los países nórdicos, donde constituye una verdadera cultura, cada vez son más los proyectos y obras que emplean la madera en aplicaciones no solo estructurales, sino también pertenecientes al campo de la reforma y diseño de interiores.

En la primera parte de este artículo se hace un recorrido por distintos proyectos de interiorismo, que incluyen un amplio catálogo de elementos de una escala intermedia situada entre el mueble de tamaño medio y las particiones interiores que compartimentan y dividen el espacio. Todas estas intervenciones explotan las cualidades materiales de la madera que derivan de su carácter natural, como su calidez, tacto, veta, textura o color. En una segunda parte, que se incorporará próximamente, se realiza un análisis y clasificación de productos, materiales y sistemas constructivos empleados en la construcción en madera no estructural, que puede servir como guía básica dentro del extenso campo comercial de los productos procedentes de la industria de la primera transformación de la madera.

Elementos de madera que organizan y cualifican el espacio interior

A continuación se exponen una serie de proyectos contenidos en Tectónica en los que la madera se emplea para construir, organizar y cualificar el espacio interior. Todos ellos comparten el hecho de que la mayor parte del peso de la idea proyectual recae en el diseño de un elemento capaz de generar una operación de transformación del espacio. Por ejemplo, dispositivos que, mediante su movimiento, son capaces de activar distintos usos en el interior de la vivienda. O instalaciones que dan un carácter escenográfico al espacio. O muebles que, con una voluntad clara de simplificar frente a agregar nuevos elementos, concentran todos los servicios que una casa necesita.

En la EIP House de Enorme Studio un gran mueble móvil y transformable configura distintas distribuciones de la casa. Foto: Javier de Paz García (Estudio Balloon).

Actuaciones que, en cualquier caso, van más allá de un mero ejercicio de diseño de mobiliario, y ejemplifican un discurso sencillo, que apuesta por las cualidades nobles de la madera y una construcción directa y honesta, confiada principalmente al oficio de carpintero.

Muebles separadores de estancias

Bien como elemento móvil trasladable, o como pieza fija anclada al suelo, pared o techo, un mueble que hace a la vez la función de almacenaje y de separador de estancias permite un uso más versátil del espacio. En el Gastropabellón en la ETH de Zurich, de Tuñón & Ruckstuhl Architekten, el amplio recinto del restaurante se organiza como una sala flexible, que puede ser combinada con las otras partes del edificio. El mobiliario diseñado para este fin es móvil y permite subdividir la sala, haciendo de ella un uso flexible.

Gastropabellón en la ETH de Zurich, Suiza de Tuñón & Ruckstuhl Architekten. Foto: Luis Asín.

En la Escuela en Orsonnens, de TEd´A arquitectes, el propio entramado estructural de sujeción del edificio se convierte en un elemento divisor, creando un espacio previo de entrada a la clase, a modo de umbral que los alumnos pueden utilizar como guardarropa.

Escuela en Orsonnens, de TEd´A arquitectes. Foto: Luis Díaz.

Dispositivos móviles que transforman el uso del espacio

En el proyecto All I own house, de PKMN Architectures, tres contenedores de madera suspendidos, móviles y transformables organizan todo el espacio servidor de la casa. Un cuidadoso diseño, hecho totalmente a medida, combina el trabajo de carpintería en tablero OSB con un sencillo sistema de guías industriales para adaptar toda la casa según las necesidades concretas de uso del espacio en cada momento. Este espacio servidor puede ser totalmente reorganizado en unos segundos, permitiendo, en sus distintas combinaciones con el espacio servido, que la casa se transforme en varias casas totalmente diferentes.


All I own house, PKMN Architectures.

La Clínica AZA, de los estudios de arquitectura CRUX y Carpe, se organiza entorno a espacios articulados por paneles móviles, colgantes, que transforman la posición de los elementos de separación, las visuales, y los recorridos, adaptándose a un programa de usos que optimiza la escasa superficie.

Clínica Aza. Crux y Carpe. Fotografía: Milena Villalba.

En la rehabilitación de un piso en Toledo, de Taller Abierto - Nacho Román, no existen dependencias, sino espacios de dimensión y configuración variable a través de giros y deslizamientos de elementos móviles. La incorporación de un tabique-mueble permite unir o separar los recintos dedicados a salón y cocina a través de un sencillo giro.

Casa Román. Taller Abierto - Nacho Román. Foto: Jorge López Sacristán, Taller Abierto.

Instalaciones de madera que crean un efecto escenográfico

Combinada con la iluminación y el uso del color, la madera se presta como un material ideal para intervenciones de carácter expresivo, efímero o escenográfico, creando atmósferas cercanas a las de algunas instalaciones escultóricas o artísticas. En la Teshow House, Juan Moya construye un entramado de madera suspendido del techo que crea un plano funcional, visible y accesible para conducir las instalaciones y sujetar los elementos colgantes de división del espacio. A modo de veladura, sin restar altura visual, este entramado crea unidad espacial, a la vez que permite al usuario de la vivienda conferir identidad personal a los espacios de menor escala. Los tabiques móviles, suspendidos de guías deslizantes, están formados por un bastidor de listones de madera de pino, panelados en ambas caras con tableros OSB e=9 mm, y rellenos interiormente de fibra de vidrio e=40 mm. 

Teshow House Juan Moya. Foto: Jose Antonio Lobón Hernández.

San Jerónimo 17 es un espacio de trabajo, tratado como palimpsesto de sucesivas intervenciones a las que a las que se añade el proyecto de CUAC Arquitectura con elementos reciclados: piezas de madera de encofrado procedentes de deshecho son utilizadas para la creación de un mueble-infraestructura, que contiene la canalización del cableado de red y sirve para el almacenamiento de libros o maquetas.

San Jerónimo 17 CUAC Arquitectura. Foto: Fernando Alda.

Otra instalación en madera con ese mismo enfoque escenográfico se encuentra en el salón de belleza Kigumi-no-mori de Poten-Poten, un espacio estrecho y alargado en la planta baja de un edificio en Nagano, Japón. La reforma del local deja a la vista las instalaciones en el techo, y ocupa todo el espacio circundante con un cuidadoso entramado de madera de diferentes tonos y densidades, que evoca la sensación de estar en medio de un bosque. La forma alargada y estrecha del propio espacio se aprovecha para crear un escenario que cambia conforme el visitante penetra en el mismo.

Kigumi-no-mori. Poten-Poten. Foto: Kenta Hasegawa.

Artefactos insertados en un espacio arquitectónico

Insertar dentro de un marco arquitectónico un objeto, con carácter de máquina o aparato, destinado a un fin concreto y construido con una técnica y materiales distintos a los del espacio donde se instala, constituye una operación de contraste muy eficaz, que se emplea a menudo en rehabilitaciones o reformas de obras de edificios antiguos e históricos. 

Esta estrategia de insertar elementos autónomos de madera, ligeros y de carácter temporal, dentro de una construcción arquitectónica de valor histórico es empleada por Agora arquitectura en la rehabilitación y reforma interior de un edificio antiguo de viviendas en Barcelona. Una vez terminadas las operaciones de recuperación de la arquitectura y materiales originales, los arquitectos deciden posar cuidadosamente una suerte de artefactos, realizados en madera y asociados a la parte más doméstica del programa.

Rehabilitación y reforma vivienda en Barcelona, de Agora arquitectura. Foto: Adrià Goulà.

El edificio de viviendas en Gràcia de Raimon Farré manifiesta también la voluntad de construir un espacio de uso flexible a través de un elemento fijo de construcción ligera que alberga los servicios, y un mueble móvil que agrupa las necesidades de almacenaje, ocio y trabajo, separando los espacios sala-comedor y dormitorio.

Edificio de viviendas en Gràcia de Raimon Farré. Foto: José Hevia.

En el proyecto Cine Lidia, de David Tapias y Núria Salvadó, la madera se utiliza como sistema de autoconstrucción para levantar una casa dentro de un taller existente, diferenciando dos tipos de ambientes con dos necesidades de confort, ventilación, climatización y luz natural.

Cine Lidia. David Tapias, Núria Salvadó. Foto: José Hevia.

Un gran mueble único en la casa

Especialmente en espacios de tamaño reducido, y con la intención de agrupar los servicios y concentrar al máximo los usos, aparece la estrategia de diseñar un único elemento que, por su posición dentro de la estructura general de la planta, se convierte en el corazón de la organización espacial. En su proyecto de reforma de vivienda en Barcelona, Anna & Eugeni Bach concentran todos los servicios en un único mueble que atraviesa las estancias principales, siguiendo la directriz a 45º propia de las viviendas en situación de chaflán. Este mueble permite alojar los elementos de servicio de cocina, almacenaje y el baño.

Reforma de vivienda en Barcelona, de Anna y Eugeni Bach.

En la reforma de una antigua vivienda en Madrid, Idearch - Joaquín Mosquera opta por crear un área diáfana, en un espacio abierto con la luz como herramienta principal. Con estas premisas, el proyecto se basa en la construcción de un falso techo con un mueble de madera colgado en dos niveles que acoge el almacenamiento. Las estanterías empotradas o colgantes mediante cables dibujan el nuevo eje interior de la vivienda y multiplican los usos.

Reforma Low cost, Idearch - Joaquín Mosquera. Foto: Idearch.

En la casa en el barrio del Carmen en Valencia, de Hugo Mompó Architecture y Juan Grau, un único mueble, también de madera, da todo el servicio que la casa necesita. La vivienda es un lugar flexible, un solo espacio continuo o varios espacios compartimentados, según las necesidades de quien lo habita.

Casa en el barrio del Carmen, Hugo Mompó Architecture, Juan Grau.




Editado por:

David Mimbrero. Tectónica

Publicado: May 4, 2020

¿Quieres que Tectónica sea tu MediaPartner? Descubre cómo aquí