La celosía como identidad arquitectónica. Ceràmica Ferrés

Nuria Prieto

bookmark_border

La cerámica es un material ligado a la tradición constructiva española y a su historia arquitectónica. El desarrollo de las diferentes formas de utilizar este material, han producido piezas singulares, pero también otras que se han sistematizado e industrializado en el último siglo.

Frente al ladrillo o la teja tradicional, el desarrollo tecnológico de la industria cerámica ha permitido obtener ladrillos o tejas de características específicas, termoarcilla (bloque de arcilla aligerado) o celosías. Estas últimas piezas toman su morfología de la tradición, pero se producen de forma adaptada a las necesidades de la arquitectura contemporánea. Ceràmica Ferrés desarrolla sistemas constructivos para cerámica entre los que destacan las celosías y sus aplicaciones arquitectónicas.

Casal Trinitat Nova, Barcelona. Bayona Valero + Cantallops Vicente. Fotografía Jordi Surroca / Gael del Río

La celosía cerámica en arquitectura

La celosía es un elemento constructivo que habitualmente se aplica con el fin de crear una protección: garantizar la privacidad o crear un filtro frente a las condiciones climáticas. Tipológicamente es un cerramiento permeable compuesto a partir de piezas que se repiten para crear una superficie.

El origen de este tipo de construcción se sitúa en la tradición Mediterránea y su particular relación con el clima. En el entorno mediterráneo, la protección solar es fundamental, pero el confort térmico no se consigue exclusivamente a través de la sombra, si no que la ventilación juega un papel fundamental. Por ello los huecos de las celosías no se cierran con materiales transparentes como el vidrio, si no que se mantienen sus huecos, permitiendo el paso del aire.

El diseño de la celosía, entonces, pivota en torno a la idea de protección y permeabilidad, circunscrito a las condiciones constructivas de un material que proviene de la tradición como es la cerámica.

La modernización de las técnicas cerámicas, permite que la celosía se transforme creando muchos modelos formales que derivan en técnicas constructivas singulares. Algo que termina por modificar el lenguaje arquitectónico, ya que la celosía se adapta a soluciones formales que hasta entonces no era posible. 

Museo de las Colecciones Naturales de la Universidad de Alicante de COR Asociados Arquitectos. Fotografía: David Frutos

La celosía contemporánea

En la actualidad la celosía cerámica tiene presencia en dos elementos constructivos fundamentales: en el sistema envolvente (fachadas e insertadas en muros) y en el sistema de particiones (como separador de zonas).

La posición de la celosía en cada uno de los sistemas requiere de un análisis particular, ya que es necesario utilizar el sistema constructivo más adecuado al tipo de celosía y de soporte.

Celosías en fachadas 

La definición de la celosía como envolvente requiere de una definición técnica adecuada, es decir, de una adaptación al sistema. En el caso de fachadas las piezas se disponen armadura horizontal y/o vertical según convenga, para garantizar la estabilidad del muro.

En este sentido, destacan algunas obras que incorporan soluciones constructivas singulares. En la obra Casal del barrio Trinitat Nova de Bayona Valero + Cantallops Vicente, cuya integración urbana reside precisamente en el material de fachada utilizado. El material cerámico de las fachadas dota de homogeneidad al volumen, ya que allí donde se requiere la apertura de un hueco, no se interrumpe formalmente la fachada si no que se continúa mediante la incorporación de una celosía. En este caso la cerámica utilizada de la casa Ferrés se coloca en posición vertical siguiendo el juego compositivo de la fachada. Las piezas colocadas en vertical incorporan armado vertical en sus juntas para garantizar su estabilidad. El uso de este material en fachada proporciona un pequeño aporte energético al total del edificio, contribuyendo así a su sostenibilidad.

El Museo de las colecciones naturales de la Universidad de Alicante de COR Asociados Arquitectos utiliza la celosía cerámica como argumento narrativo para la integración del volumen, modificando por completo su estética y dotando así de un significado nuevo al edificio. La elección de las piezas provoca un efecto de disolución que es posible con el uso de las piezas que componen la celosía. Este cerramiento ha sido también armado (según los pliegos de la empresa suministradora Ceràmica Ferrés) para lograr una imagen limpia. 

Museo de las Colecciones Naturales de la Universidad de Alicante de COR Asociados Arquitectos. Fotografía: David Frutos

Museo de las Colecciones Naturales de la Universidad de Alicante de COR Asociados Arquitectos. Fotografía: David Frutos

Museo de las colecciones naturales de la Universidad de Alicante de COR Asociados Arquitectos

El edificio de viviendas de Mirag Arquitectura construido en Hospitalet de Llobregat es un buen ejemplo del uso de la cerámica como muro de fachada. Y quizás más que una fachada. Ya que estas celosías sirven como cierre de los balcones. Las piezas elegidas se disponen con armado vertical y horizontal, además de insertarse dentro de una pequeñas subestructuras en caso de los balcones.

Edificio de viviendas Quatre Camins, Barcelona. Ravetllat arquitectura. Fotografía: Adrià Goula

La celosía en muros

Las celosías, al constituirse como suma de piezas que generan una perforación en un muro, pueden insertarse como elementos que lo componen. De alguna forma esta manera de construir permite crear muros permeables que enriquezcan el espacio arquitectónico. En este caso, las piezas no necesitan de armado específico más allá del que sea necesario debido a la capacidad mecánica del mismo.

En el proyecto Casa para cuatro amigos de Lola Domènech, las piezas de celosías se utilizan intercaladas en la construcción de los muros. Estas piezas se utilizan especialmente en la fachada de la escalera, para garantizar la ventilación de esta mediante una celosía. El formato rectangular permite que la caja de escaleras no sólo esté bien ventilada sino que también se encuentre bien iluminada. De esta forma se cumple la normativa vigente pero también se consiguen matices de luz muy interesantes. 

Las viviendas proyectadas por Ravetllat arquitectura en Sitges, incorporan celosías insertadas en los muros próximos a los balcones, de manera que permiten ventilar e iluminar al mismo tiempo que garantizan la privacidad del espacio interior. Tras las celosías se incorpora un cierre mediante carpinterías de aluminio. La asociación de la celosía como complemento de la carpintería es muy enriquecedor, ya que proporciona un espacio intermedio, pero también permite abrir las ventanas con garantía de privacidad y protección. El espacio entre ambas se puede entender como una extensión del espacio interior al abrir la carpintería, aumentando la habitación para crear, en algunas épocas del año, un entorno más confortable. 

Celosía en particiones interiores. Restaurante Disfrutar, Barcelona. El Equipo Creativo. Fotografía: Francesc Guillamet 

La celosía como partición

Las piezas cerámicas, debido a su percepción material y estética muy flexible, se utilizan como argumento compositivo de los espacios interiores. Además, las características propias del material lo hacen adecuado como revestimiento de zonas húmedas o susceptibles de ser limpiadas con mucha frecuencia. Su durabilidad es muy elevada en superficies. Las piezas cerámicas integradas en celosías en interiores, tienen un carácter compositivo que suele centrarse en sus aspectos estéticos o bien constituir una partición que garantice la privacidad.

En estos casos, la celosía es más libre y flexible. En el restaurante Disfrutar de El equipo creativo, la celosía es un elemento separador de espacios en un proyecto en el que la cerámica y la percepción de esta por parte de los usuarios es el argumento narrativo del espacio. Las celosías, en este proyecto se utilizan en elementos verticales y también horizontales. Para que esto sea posible, las piezas cerámicas se insertan en una subestructura metálica que las sostiene.

Colocación de piezas de celosía como elemento de separación en espacios interiores. El cuidado en la puesta en obra, y en concreto en la ejecución de la junta, es fundamental para conseguir un acabado perfecto. Hotel ME Sitges Terramar de Lagranja Design.

Principios generales constructivos y puesta en obra para celosías en el interior.

-Las celosías situadas en el interior en general no están sometidas a esfuerzos horizontales (viento, principalmente) pero pueden estarlo a cargas verticales si funcionan como muro de carga. En este caso habrá que considerar el armado si el cálculo así lo indique. Si su función no es estructural, sino de separación o compartimentación - como un tabique - el armado no será necesario, pero siempre cumpliendo los principios generales constructivos y de puesta en obra para celosías cerámicas.

-La estabilidad sigue siendo fundamental, con lo que las condiciones de fijación al perímetro o subestructura se tienen que seguir teniendo en cuenta.

-Los aspectos estéticos o de acabado, en cambio, pueden tener más importancia, como el aspecto del nervio de separación entre piezas que podemos tratar dejando la llaga del nervio rehundida y terminando con un producto especial de terminación de juntas para obtener un color determinado.

Reforma en la calle Ataülf. Anna y Eugeni Bach. Fotografía: Eugeni Bach

Los arquitectos Anna y Eugeni Bach, hacen de la celosía interior el elemento identitario de su proyecto de reforma para una vivienda en la C/Ataülf de Barcelona. Las piezas elegidas de Ceràmica Ferres recuerdan a los tradicionales botelleros. Esta pieza constituye una mampara de separación entre los diferentes espacios de la vivienda, lo cual permite expandir la percepción de amplitud, ya que la partición no es opaca ni plana. Las visiones perpendiculares así como las variaciones que se producen a través del movimiento desmaterializan la pieza.

 “Este velo no llega a los límites del espacio ni en planta ni en alzado, quedando ligeramente levantado del suelo y sin alcanzar el techo, de manera que se presenta como un elemento liviano que separa y une al mismo tiempo”. Memoria de proyecto Anna y Eugeni Bach

Principios generales constructivos y puesta en obra para celosías en cerramiento exterior.

Estos principios son aplicables para celosías situadas en fachadas o al exterior, formando parte del cerramiento o siendo independiente de él.

Dimensiones máximas. Juntas de dilatación

- Los paneles de celosía no podrán ser en ninguna de sus dimensiones superiores a 4m. Pasando de estas dimensiones deberán fraccionarse en varios paneles, introduciendo entre ellos juntas de dilatación y estanqueidad.

-Los paneles deberán ser independientes de la obra mediante una junta de dilatación perimetral.

-La armadura no deberá estar en contacto con la cerámica y estará totalmente recubierta de hormigón.

Estabilidad

-Para evitar el vuelco los paneles deberán fijarse perimetralmente a la estructura, directamente o a través de un marco rígido metálico, de madera o de fábrica.

-En el caso de hoja independiente de la estructura (fachada ventilada) la estabilización deberá hacerse a través de anclajes a una subestructura (metálica o de madera) o un muro trasdosado.

-Para el caso particular de que la hoja fuera colgada (muro cortina) la subestructura vertical de costillas de acero irá embebida en la celosía y anclada a los forjados del edificio.

Resistencia. Armadura de refuerzo a esfuerzos verticales y horizontales (de viento)

-El armado habitual en los paneles de celosías de hasta 4 m de longitud será de 2 Ø 5mm - A50 en cada nervio horizontal y 1 Ø 5 mm. en cada nervio vertical colocado a tresbolillo.

-El cálculo deberá en todo caso comprobarse y adecuarse a las posibles solicitaciones particulares.

Unión de las piezas cerámicas de celosía. Mortero o resinas de poliuretano

Mortero de cemento.

Dosificación

-1 volumen de cemento P-350.

-3 volúmenes de arena de río lavada.

 -Resinas adhesivas de poliuretano tipo “Sikaflex”.

Nervio de mortero

-Entre celosías: mínimo 1 cm.

-Perimetral: mínimo 3,5 cm.

-La junta puede ser rehundida o enrasada. O combinación de las dos, si rellenamos con un producto de terminación de junta para conseguir un color determinado.

-Igualar el de la cerámica- además también puede aportar estanqueidad.

Colocación de la celosía cerámica con refuerzo

La colocación de las piezas para celosía se arman vertical y horizontalmente, en tendeles y juntas de forma que este refuerzo resulte invisible. Las armaduras utilizadas son específicas y responden a los esfuerzos concretos a los que están sometidos.

Alzado de la celosía cerámica y disposición de los montante de la subestructura para anclar y dar estabilidad a la fábrica. Cubierta para la entrada a la Estación intermodal de Palma, de Joan Miquel Seguí

Detalle de armado horizontal de la celosía y del apoyo inferior sobre chapa de acero. Cubierta para la entrada a la Estación intermodal de Palma, de Joan Miquel Seguí.

Detalle de la armadura horizontal de tendel en el muro de celosía cerámica y de los anclajes a la subestructura de montantes de acero galvanizado. Cubierta para la entrada a la Estación intermodal de Palma, de Joan Miquel Seguí.

Los encuentros entre planos, es decir entre "muros", también se refuerzan mediante pequeños perfiles metálicos o anclajes a elementos estructurales. Estos encuentros, al tratarse de puntos delicados, utilizan diferentes técnicas para garantizar la estabilidad del conjunto.

Muro cortina con celosía de ladrillo. Costillas verticales de acero y armado horizontal.

Disposición de armado en juntas horizontales en fábricas cerámicas: pieza de celosía o ladrillo.

Disposición de armado en juntas horizontales. La armadura debe quedar recubierta con mortero y no quedar en contacto directo con la pieza cerámica.

Funcionamiento del armado vertical y horizontal en celosías

Disposición de armado en juntas verticales. Casal Trinitat Nova, Barcelona. Bayona Valero + Cantallops Vicente. 

La celosía como arquitectura

La celosía, un elemento constructivo fundamental de la arquitectura ibérica, y con un fuerte carácter mediterráneo, se constituye en un elemento compositivo identitario que además enriquece espacial y emocionalmente el espacio. En el plano constructivo y funcional la celosía garantiza la privacidad, y apoya el comportamiento bioclimático del edificio a través de sus matices en cuanto a ventilación e iluminación. La cerámica demuestra a través de la tecnología de la construcción su capacidad mutable, flexible y su vocación enriquecedora en la arquitectura contemporánea.


Editado por:

Nuria Prieto. Tectónica

Publicado: Dec 20, 2021

¿Quieres que Tectónica sea tu MediaPartner? Descubre cómo aquí