Vivienda unifamiliar entre medianeras en Mataró de Vallribera Arquitectes

Vallribera Arquitectes / Aleix Gil y Llorenç Vallribera

bookmark_border

En este proyecto de vivienda entre medianeras en Mataró de Vallribera Arquitectes, el patio interior es una habitación más, y junto con la escalera, que hace de pozo de luz, establecen interesantes relaciones visuales y espaciales entre los distintos ámbitos de la casa.

Fotografía: José Hevia

Transcripción y notas de una conversación en torno al edificio y su construcción, entre Aleix Gil de Vallribera Arquitectes y Tectónica (Berta Blasco y JM Marzo).

Tectónica: Frente a otras casas de la misma tipología, de solar muy alargado entre medianeras y en zonas urbanas de baja densidad, que habitualmente reformáis, en este caso habéis optado por hacer toda la obra nueva ¿No había nada recuperable? ¿Había otras razones?

Aleix Gil: Sí, en este caso es obra nueva por dos razones, una era porque había que ampliar bastante la casa para encajar el programa, y otra, se debe a una particularidad de la zona. Esto está en el Maresme, que está al lado del mar, la casa tiene al lado un bloque de viviendas y por el otro lado ya no tiene ningún edificio más hasta la línea de agua del mar; es primera línea de playa, bueno, con la nacional y la Renfe por medio, y como es muy habitual en la zona, las medianeras de la casa eran unos 60 centímetros de arena de playa; arena de playa revocada. Encofraban, metían arena con un poco de agua, subían, yo qué sé, 80 centímetros, desencofraban y lo revocaban. En la casa hicimos unas calas para saber el ancho de la parcela y metíamos la mano en la medianera y sacábamos arena de playa. Era muy poco estable. Al final dependes de un revoco que haga de contención, y decidimos tirar la casa. Y también, en la misma línea, el suelo no era muy bueno, había que reforzar la cimentación. Lo habitual es recurrir a pilotes, pero nosotros como somos unos tozudos y no nos gusta gastarnos dinero bajo tierra, al final hicimos números y cimentamos con unos pozos. Hay unos pozos de 3x3x3, llenos de hormigón en masa, y nos ahorramos mucho dinero. Hay dos hiladas de pozos, con los que se llega a cota 0 y allí encima ya pusimos unas riostras, encima de las que ya levantamos el tabique de gero (ladrillo perforado).

Fotografía: José Hevia

Nos contrata a una familia de Mataró. Pactamos, con facilidad, una distribución donde la zona de día se ubica en planta baja: aparcamiento para un coche, aseo, estar y cocina-comedor. La zona de noche se ubica en planta primera: habitación para los padres con baño y vestidor, habitaciones de los hijos vinculadas a la terraza y una zona polivalente que permite estudiar y jugar. La zona de trabajo (o teletrabajo) y estudio en planta segunda, para toda la familia, que se abre a una terraza de grandes dimensiones.

Fotografía: José Hevia

Lo que convertimos en motivo de proyecto son las dimensiones de la parcela y su entorno. Disponemos de una casa entre medianeras con una buena anchura (concretamente 5,25m) pero la parcela tiene poca profundidad. Esta característica hace que el patio, una de las piezas que da mayor calidad a una casa de este tipo, sea demasiado pequeño. Además, da a un interior de manzana muy edificado.


 

Plantas. Ver PDF

El objetivo de la distribución será, más allá de organizar correctamente los espacios, convertir ese defecto del emplazamiento en una virtud. Imaginamos el patio como una habitación más de la casa sin techo. En él, ponemos la barbacoa y un banco, y sofisticamos un mecanismo sencillo de protección solar para conseguir tener privacidad. El siguiente movimiento sitúa la cocina-comedor mirando al patio, dejando el estar en la parte interior. Para corregir la posición del estar en la zona más oscura, diseñamos una escalera de tres tramos que permite que entre mucha luz en el centro de la casa, atravesando las tres plantas. Para sacar el máximo partido de esta escalera-lucernario, los núcleos húmedos y de almacenamiento (baños, cocina, despensa, lavadero y almacén) se colocan pegados a lo largo de una de las medianeras. En todas las plantas se repite esta franja de servicios, alargada y pegada a la misma medianera que la barbacoa y el banco. Cada planta piso (primera y segunda) retrocede respecto a la planta inferior para conseguir terrazas que compensen el tamaño del patio y lo liberen de edificación.

Fotografía: José Hevia

Sección longitudinal. Ver PDF

T: ¿Y, sobre los muros de gero, que van en las medianeras, se apoyan todos los forjados?

A. G: Muro de gero, zuncho, forjado unidireccional y bovedilla, en este caso de hormigón con su capa de compresión, y parquet encima. Aquí no hay secreto.

T: La verdad es que en la sección se ve muy bien la idea de que el jardín del fondo, o el patio más bien, va expandiéndose, retranqueándose la vivienda.

A. G: Sí porque, por ejemplo, la casa de Terrassa está en una manzana, donde todas las casas son iguales y se tiene mucho vacío en el interior de la manzana. Aquí no pasaba esto porque es una manzana estrecha con los patios muy edificados y al lado, tienes este bloque de viviendas. En la casa antigua, al salir a la terraza, daba la impresión de que te estaba viendo mucha gente. Como no podíamos hacer la parcela más larga, la solución fue irnos retrasando. Seguro que al final se hará mucha más vida en la planta baja que en la primera, pero en todas las plantas tienes tu rinconcito para salir al exterior. Sí, se quiere tomar el sol, por ejemplo, la mejor es la de arriba de todo, porque tienes un poco más de privacidad y mucha más sensación de espacio exterior.

Fotografía: José Hevia

Fotografía: José Hevia

T: Y luego hay una decisión curiosa, que además está relacionada con lo que comentabas de la expansión del patio hacia dentro, y es que metéis la cocina en donde normalmente estaría el estar; lo habitual sería colocar el estar dando al patio, luego el comedor y al fondo, la cocina. Aquí cambiáis un poco el orden, que está muy bien esa inversión y además le favorece la luz que entra por arriba.

A. G.: Ayer mismo, los clientes nos mandaron una foto que estaban haciendo unas gambas en la barbacoa. Que estaban encantados. Más gráfico, imposible. Es que aquí, desde marzo ya se hace más vida fuera que dentro. En el Mediterráneo tenemos muchos meses templados y aquí cuando hablamos de passivhaus y de todos estos temas, vale, salvo los dos meses de invierno y los dos de verano, el resto del año no necesito que mi casa sea estanca porque voy a tener las ventanas abiertas.

Fotografía: José Hevia



Fotografía: José Hevia

Fotografía: José Hevia

Fotografía: José Hevia

En cuanto al balance energético de la casa, se aísla la envolvente con gruesos de aislamiento considerables y se evitan puentes térmicos. También se incorpora un sistema de ventilación mecánica con recuperador de calor. Se trabaja, a pesar de no realizar los ensayos y controles de hermeticidad recomendables, el modelo de ganancias y pérdidas para alcanzar demandas de calefacción y refrigeración que cumplan el estándar Passivhaus clásico. La aportación energética se realiza mediante aerotermia por aire en todas las plantas y se añade un refuerzo por suelo radiante en la planta baja. Ambos sistemas se complementan dando un confort máximo a los habitantes de la casa.

Fotografía: José Hevia

La casa se construye con muros de carga y forjados unidireccionales de viguetas y bovedillas de hormigón. Las bovedillas se dejan vistas y se pintan de color blanco. Queremos que los techos y las terrazas se vean rugosos, bastos y pesados. En cambio, la escalera debe ser ligera. Esta escalera, la pared del núcleo de servicios y los alicatados son finos, necesitan un alto grado de atención al detalle.

Acabamos el proyecto agradecidos de tener buenos clientes. Comprobamos que el Maresme y Mataró se asemejan al Vallès y Sabadell. Cambiad las colinas por las rieras, los bosques por el mar. Mantened las casas entre medianeras y la buena gente.

Texto: Vallribera Arquitectes

Fotografía: José Hevia

Fotografía: José Hevia

En este proyecto, la apuesta final clara es que este patio tiene que ser como una habitación más. Que tiene la protección solar, que también es para proteger de las miradas. Y la decisión de meter el salón hacia dentro también depende del estilo de vida. En este caso es una familia que tiene dos hijos. El enunciado, a priori, es muy convencional, pero él trabaja en el extranjero y puede está dos semanas fuera y después un mes en casa, trabajando desde casa, que ahora ya es muy habitual, pero cuando empezamos el proyecto el teletrabajo no existía aún, y, con este tipo de uso, el estar, el sofá, pasa a un segundo plano. En este tipo de casas hay otro problema a solucionar, porque son muy largas y no tienen ventanas en las medianeras, y conseguir que llegue la luz al centro de la casa siempre requiere un poquito de esfuerzo. En este caso, el hueco de la escalera va creciendo y puede parecer raro en el plano cómo sube la escalera y gira a la izquierda y luego a la derecha.

Fotografía: José Hevia

T: Un planteamiento que se ve muy bien en la maqueta seccionada que tenéis, la escalera se va abriendo hacia arriba.

A. G.: La verdad es que funciona muy bien porque el ventanal de la planta segunda cae justo encima del hueco de la escalera y baja muchísima luz. Es un ventanal a suroeste, que se protege, cuando es necesario, con una persiana alicantina de estas de madera.

Alzados a la calle y al patio. Ver PDF

Cimentación con pozos. Detalles constructivos

Cubierta y terrazas. Despieces, impermeabilización y desagües. Detalles constructivos

Escalera interior con peldañeado de tablero tricapa de madera y peto de malla metálica. Detalles constructivos

Ficha técnica

Autoría: Vallribera Arquitectes / Aleix Gil y Llorenç Vallribera

Localización: Mataró, Barcelona

Año: 2019

Colaboradores: Sergi Ballester, arquitecto; Jaume Floriach, arquitecto técnico; Miriam Molina, consultora estructura.

Fotografías: José Hevia

Empresa constructora: Chacosa Construccions SL


Editado por:

Nuria Prieto Tectónica

Publicado: May 25, 2022

¿Quieres que Tectónica sea tu MediaPartner? Descubre cómo aquí