Un ligero paseo marítimo a los pies de la ciudadela en Bastia por Dietmar Feichtinger

Dietmar Feichtinger Architectes

En Bastia, la segunda ciudad de la isla de Córcega en cuanto a dimensión, situada en la costa noreste, Dietmar Feichtinger Architectes han llevado a cabo el paseo Aldilonda, que significa “sobre el mar” en corso, junto a los arquitectos Buzzo Spinelli, Insitu landscape y los ingenieros Sbp France.

Fotografía: David Boureau

Anclado a la roca, Aldilonda sigue la escarpada línea de la costa cinco metros por encima del nivel del mar. La roca forma la cimentación natural de las murallas que prácticamente encierran en su totalidad a la fortaleza de Bastia, que da nombre a la ciudad. Hasta ahora, la costa bajo la fortaleza era accesible sólo parcialmente.

Estado previo a la intervención. Fotografía: Dietmar Feichtinger Architectes

Plano de situación. Ver PDF

El paseo se convierte en el destino

Más que un paseo, el destino con nuevas perspectivas hacia el mar abierto, suspendido entre el mar y el cielo, ha convertido a Aldilonda en un acontecimiento espectacular.

La suave curva que dibuja el paseo contrasta con la maciza fortaleza levantada sobre la roca, sobre la que el bastión se cimenta. El paseo anida en la roca, se apoya en ella y la atraviesa. De manera muy sensible, la construcción se funde con la roca y ese límite de la costa de gran riqueza natural se atraviesa con cuidado.

Vista desde el sur. En primer término el cuerpo de la fortaleza que el paseo atraviesa en forma de galería cubierta.

Alzado sur. Ver PDF

Fotografía: David Boureau

El paseo se ensancha y ofrece lugares para descansar. El mar se puede sentir a través del área cubierta con una malla transparente. El paseo en voladizo está expuesto al fuerte oleaje; cuando se producen altas olas, el agua penetra a través de la malla de acero inoxidable hasta la roca, reduciendo de esta manera la fuerza del agua. 

Fotografía: David Boureau

Fotografía: David Boureau

Trazado del paseo marítimo colgado sobre la costa rocosa. Ver PDF

Alzado este. Ver PDF

Extremo norte del paseo marítimo: Puerto Jetée du Dragon. Fotografía: David Boureau

Alzado noroeste. Muelle Jetée du Dragon. Ver PDF

Un túnel libera el extremo sur de la muralla

Para mantener despejada la punta de la muralla, que se adentra más en el mar, el camino del extremo sur perfora la roca en forma de galería, un túnel. Conecta la pasarela sobre el mar con el paseo Spacimare por un camino de suave pendiente a la salida del túnel. Un pozo de luz vertical proporciona luz natural al pasaje. Una escalera conduce a la plataforma elevada de la fortaleza. 

Fotografía: David Boureau

El paseo marítimo suspendido sobre el roquedal, se prolonga hacia el interior de la costa, atravesando la fortaleza por una galería excavada. Ver PDF

Fotografía: David Boureau

Interior del paso por la fortaleza. Fotografía: David Boureau

Las paredes laterales y el techo están ejecutados con hormigón visto. Las vetas de los tableros utilizados en el encofrado se distinguen en el hormigón. La iluminación queda empotrada en el techo.

Planta de la fortaleza y galería con la escalera que da acceso a la parte alta de la muralla. El paso, en los extremos de la galería, se puede interrumpir con dos grandes cancelas de tubo de acero corten. Ver PDF

Fotografía: David Boureau

Ménsulas prefabricadas de hormigón, anclajes en la roca, construcción del paseo para resistir el oleaje.

Fue necesario realizar pruebas hidráulicas en un embalse de La-Seyne-sur-Mer para determinar la fuerza del impacto de 14 toneladas por metro cuadrado de las olas. También se tuvo especial cuidado en garantizar la durabilidad de los materiales. Por ejemplo, la densidad del hormigón de refuerzo en las zonas más expuestas es de unos 400 kg/m3. 

Estado previo a la intervención. Fotografía: Dietmar Feichtinger Architectes

Fotografía: Dietmar Feichtinger Architectes

Axonometría constructiva con el sistema de ménsulas, anclajes y elementos prefabricados. Ver PDF

Fotografía: Dietmar Feichtinger Architectes

Sección transversal del paseo marítimo suspendido en cornisa. Las barras de anclaje de 51 mm de sección alacanzaban los tres metros de profundidad Ver PDF

El uso acrobático de los trabajadores, suspendidos de la plataforma del fuerte en el trapecio, permitió anclar la construcción en la roca. Hubo que diseñar plantillas de perforación para anclar las barras de tracción.

Fotografía: Dietmar Feichtinger Architectes

Fotografía: Dietmar Feichtinger Architectes

Vista del tramo del paseo marítimo suspendido antes de colocar el tramex con la capa de hormigón de pavimento y los perfiles de acero corten de la barandilla. Fotografía: Dietmar Feichtinger Architectes

Fotografía: Dietmar Feichtinger Architectes

Zona del paseo marítimo apoyada en voladizo sobre la roca. Los elementos prefabricados van anclados directamente. Ver PDF

Fotografía: David Boureau

Detalle de la barandilla con los tubos de acero corten. Ver PDF

Fotografía: David Boureau

Accesible para todos

En el norte, el paseo conecta con la escalera que sirve de acceso directo al puerto antiguo. Al mismo tiempo, una suave rampa acompaña la subida al muelle Jetée du Dragon y cierra el paseo marítimo que queda accesible a todos, personas mayores, personas en sillas de ruedas y padres con niños en cochecitos, así como ciclistas y patinadores.

Planta del tramo curvo del paseo marítimo al descender por el muelle de Jetée du Dragon. Ver PDF

Fotografía: David Boureau

Fotografía: David Boureau

Una barandilla de hierro

La seguridad está formada por montantes estrechos con una separación de 110 mm. Están hechos de acero cortén macizo. La roca rica en hierro armoniza fuertemente con el rojo óxido de la barandilla. Un perfil en forma de L, también de cortén, cierra el hormigón en el exterior del camino. Los montantes están soldados al perfil en L y siguen la ondulación del camino. De frente, ofrecen la máxima transparencia. Desde el lado, forman una banda que proporciona una sensación de seguridad.

A intervalos de tres metros, las tiras de LED se integran en los montantes como iluminación. Iluminan discretamente el camino y la masa rocosa en la zona inferior de la pasarela

Fotografía: David Boureau

Ficha técnica

Autor: Dietmar Feichtinger Architectes

Localización: Bastia, Córcega.

Año: 2020

Colaboradores: Jan Feichtinger, Miguel Piedras Lobo, Arthur Royer con Buzzo Spinelli Architecture, Insitu landscape y SBP France

Fotografías: David Boureau


Editado por:

Tectónica

Publicado: Jul 7, 2021

¿Quieres que Tectónica sea tu MediaPartner? Descubre cómo aquí