Un espacio industrial transformado en vivienda por NOMOS

NOMOS

bookmark_border

Una planta de un anodino edificio industrial se transforma en un interior doméstico a través de la utilización de materiales reconocibles y cercanos como la cerámica y la madera, de los que se extrae la máxima expresividad a través de los juegos geométricos de su disposición y del color.

La Nave de NOMOS Arquitectura. 227 metros cuadrados de superficie, 34 metros lineales de fachada, 10 metros de fondo. Una retícula de pilares de hormigón de 5 x 5 metros y unas bajantes adosadas a los pilares centrales.

Axonometría de proyecto

El vestíbulo. Los materiales empleados se tratan con naturalidad: combinación de ladrillo visto y esmaltado en paramentos con un friso superior de tablero MDF tras el que queda visto el aislamiento de algodón reciclado. El banco se realiza con tablero cerámico y queda visto el pavimento de terrazo del anterior uso industrial. Fotografía. Luis Asín

Axonometría del vestíbulo

La Nave es la transformación de un espacio industrial en un lugar para la vida, que transcurre como una secuencia continua, con muy poca diferencia entre el trabajo y el ocio en familia. Es el resultado de un proceso creativo que apuesta por la utilización de materiales locales y sistemas constructivos vinculados a la artesanía.

Planimetría con mobiliario. Desde el vestíbulo de acceso se accede a la vivienda y al estudio por entradas independientes. Ver PDF

Vista desde el vestíbulo hacia el interior de la vivienda. Fotografía: Luis Asín

Planimetría y acabados. Ver PDF

Alzados interiores. Ver PDF

Vista de la cocina y el vestíbulo de entrada. Fotografía: Luis Asín

Planimetría de cocina. Ver PDF


Fotografía: Luis Asín

Despiece de alzados interiores. Ver PDF

Despiece de alzados interiores. Ver PDF

Despiece de alzados interiores. Ver PDF

La estrategia tipológica parte de la búsqueda de la localización óptima de los espacios tecnificados. Los núcleos húmedos quieren llegar a las bajantes pero desplazarse hacia el fondo del espacio. Giran 45 grados.

El pavimento interior es de hormigón pulido y carpinterías y perfiles de madera de pino FSC. Para el sobre de la mesa se utiliza tablero de alta resistencia aligerado por su alma de celdillas: Greenpanel de Finsa. Fotografía: Luis Asín

Mobiliario. Mesa de salón. Ver PDF

Los tabiques diagonales se construyen con un material, el ladrillo cara vista esmaltado, en dos colores, blanco y azul cobalto, configurando el perímetro de baños y cocinas. La cara oculta del ladrillo queda vista en los espacios circundantes cualificando el estar, el estudio y los dormitorios. Los ladrillos se giran y combinan generando zócalos, baldas, y frisos. En combinación con tableros cerámicos machihembrados de grandes dimensiones, definen nichos y estanterías. Los tabiques perpendiculares a la fachada principal se construyen con un entramado de pino y paneles de DM. 


Axonometría con la disposición de tablas formando la base de las camas. Las testas de esas tablas se hacen visibles detrás del murete de ladrillo.

Fotografía: Luis Asín

Fotografía: Luis Asín

Detalle de carpintería. Ver PDF


Detalle de carpintería. Ver PDF

La galería sirve de colchón climático. Frente a los nuevos perfiles de madera de pino que construyen las divisiones interiores, se mantiene la antigua carpintería de acero del edificio industrial. Fotografía: Luis Asín

Fotografía: Luis Asín

Planimetría. Particiones. Ver PDF


Axonometría de las particiones en el vestíbulo. Ver PDF

Alzados interiores detallados. Ver PDF

Alzados interiores detallados. Ver PDF

Alzados interiores detallados. Ver PDF

Alzados interiores detallados. Ver PDF

Fotografía: Luis Asín

El desarrollo vertical de los tabiques busca articular el contacto de éstos con la estructura, mediante una corona de tableros triangulares de DM, que deja visible el aislamiento acústico de algodón reciclado, suavizando la relación con lo existente.

Los tabiques se construyen con tablero MDF , certificado PEFC y clasificado E1: bajo contenido en formaldehído. En el baño y zócalos se utiliza rasilla cerámica con colocación vertical. Fotografía: Luis Asín.

Fotografía: Luis Asín

Los dormitorios se separan de la fachada, cuyas carpinterías existentes se mantienen, dando lugar a un espacio añadido, la galería, a la vez regalo programático, circulación alternativa y colchón térmico. La galería y el estudio conservan acabados y texturas de la fachada y por lo tanto, a pesar de ser interiores, nos recuerdan o transportan al exterior y a su pasado industrial.

Electricidad. Ver PDF

En la cocina del estudio, la balda se resuelve con tablero cerámico de uso para cubiertas de 25 x 6 cm. El mobiliario está realizado con tablero MDF coloreado en masa, sin adición de formaldehído (NAF),.l. Fotografía: Luis Asín.

Fotografía. Luis Asín

Fotografía. Luis Asín

Fotografía. Luis Asín

Fotografía. Luis Asín

La galería participa de la actividad de la casa, modela su experiencia sensorial y otorga significado a su complejidad tipológica, matizando y graduando de fuera hacia dentro la intimidad y la densidad luminosa de las estancias que protege.

Texto: NOMOS

Ficha técnica completa, con enlace a productos utilizados en el proyecto y similares.

Sólo para suscriptores

Ficha técnica

Autor: NOMOS

Localización: Madrid

Año: 2018-2019

Colaboradores: Paul Galindo, arquitecto; Ophélie Herranz, arquitecta; Elisa Marcos, arquitecta; Quentin Lemazurier, estudiante; Agnese Lanata, estudiante;

Fotografías: Luis Asín


Editado por:

Nuria Prieto Tectónica

Publicado: Oct 13, 2020

¿Quieres que Tectónica sea tu MediaPartner? Descubre cómo aquí