Seis viviendas con estructura mixta hormigón - ladrillo en la urbanización La Inesita, de Andrés Alonso

Andres Alonso Architecture Workshop

bookmark_border

El estudio de arquitectura Andrés Alonso consigue, tras una estructura sencilla y de probada eficacia de entramado de hormigón y fábricas de ladrillo, un cuidadoso conjunto residencial caracterizado por el uso extensivo del ladrillo de 3centímetros sobre suelos y fachadas.

La Inesita es un edificio de 550m2, compuesto por 6 viviendas, implantado sobre un lote de 800m2, ubicado en un barrio residencial de la ciudad de Villa Allende, Córdoba, Argentina.

Fotografía: Gonzalo Viramonte

La ciudad ha venido sufriendo un proceso de densificación que ha preocupado a un sector de la población que ve en este desarrollo una amenaza al carácter residencial de viviendas unifamiliares de algunos barrios y en consecuencia un cambio de la manera en que se percibía y vivía años atrás. haciendo peligrar su espíritu identitario de ciudad pueblo.

Planta baja. Ver ampliada

Planta alta. Ver ampliada

Planta de cubierta. Ver ampliada

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Fotografía: Gonzalo Viramonte

A este fenómeno se suma una falta de planificación urbana que dé cuenta de la necesidad de espacios y equipamiento urbano, esto a nuestro entender ha contribuido a la pérdida del carácter de pueblo no dando lugar al encuentro entre sus vecinos y reduciendo lo público a calles y veredas, estas últimas inexistentes en muchos casos.  

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Fotografía: Gonzalo Viramonte

En base a esto entendimos que la intervención debía comenzar resolviendo por un lado el impacto que pudiera generar una mayor densificación en la zona y por otro proponer soluciones con respecto a la falta de espacios y equipamiento urbano.

En consecuencia, con este análisis, se concede el retiro de frente reglamentario al espacio público generando una ampliación de vereda equipada con un banco a lo largo de la fachada, proponiendo de esta manera una conexión entre el espacio público y el privado para que funcione como un “ralentizador urbano” que propicie el encuentro.

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Sección transversal. Ver PDF

La relación del edificio con el entorno

En cuanto al tratamiento de la relación con el entorno construido trabajamos con una secuencia de muros basales que funcionan como velos que ocultan al observador la naturaleza del objeto. Este artilugio permite un efecto ilusorio que exige al experimentador el uso de la cuarta dimensión (el tiempo) para recorrerlo y develar el misterio de su naturaleza. Sobre este basamento de ladrillo de 2,50m de alto que ocupa el largo total edificable del terreno, se materializa la planta alta revocada y pintada en blanco que remata en una piel permeable constituyendo la fachada de este segundo nivel, permitiendo a la luz solar iluminarla desde atrás poniendo en evidencia hacia la calle la presencia del vacío, el cual se contiene con muros altos dándole a este espacio una atmosfera que se emancipa de su entorno inmediato convirtiendo a esta terraza en un lugar de encuentro para sus habitantes.

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Sección longitudinal. Ver PDF

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Axonometría constructiva. Ver PDF

El esquema funcional es simple y claro. El edificio utiliza el retiro lateral izquierdo para generar la circulación peatonal que permite el ingreso a la planta baja de cada unidad funcional y se abre al este por completo donde se ubica la tira de patios. Los vehículos ingresan del lado opuesto al peatonal y se estacionan debajo de la expansión de uso común. 

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Una piel cerámica

En este sentido nos pareció interesante trabajar con pieles que funcionan como velos. De esta manera la naturaleza del edificio queda oculta al observador que necesitara de la cuarta dimensión (el tiempo) para atravesar sus muros y descubrirlo.

Este artilugio visual da cuenta de que la arquitectura puede trabajar a diferentes nivel de percepción y que el tratamiento de la mirada es fundamental a la hora de hacer arquitectura y que muchas veces es necesario no mostrar.

Fotografía: Gonzalo Viramonte

Texto: Andres Alonso Architecture Workshop

Una estructura antisísmica de tradición local: Una estructura mixta de hormigón y ladrillo.

Sección constructiva del acceso.

Ficha técnica

Autor: Andres Alonso Architecture Workshop

Localización: Villa Allende, Cordoba, Argentina

Año: 2020

Colaboradores: Araceli Julieta Gonzalez

Fotografías: Gonzalo Viramonte


Editado por:

Nuria Prieto Tectónica

Publicado: Apr 27, 2021

¿Quieres que Tectónica sea tu MediaPartner? Descubre cómo aquí