Escuela abierta, flexible e integradora en Gloggnitz por Dietmar Feichtinger Architectes

Dietmar Feichtinger Architectes

El centro escolar de Gloggnitz diseñado por Dietmar Feichtinger Architectes, es un proyecto abierto y flexible. La estructura del edificio de hormigón y acero se complementa con la madera, incorporando un sistema de instalaciones de ventilación, climatización y protección de incendios sostenible e integrada en la comunidad.

Fotografía: David Boureau

Plano de situación

Gloggnitz es un municipio de 6000 habitantes. A 80 km al suroeste de Viena, que se encuentra al pie del Rax en los Prealpes austríacos. Gloggnitz es una ciudad industrial y un centro regional que, como todas las comunidades rurales, debe luchar con un centro urbano agonizante. Por lo tanto, la pequeña ciudad decidió agrupar sus tres escuelas separadas hasta ahora (escuela primaria, escuela secundaria nueva, centro educativo especial) en Schulgasse, en un edificio nuevo comunitario y fortalecer así la ubicación. Se derribaron dos edificios existentes para dotar al nuevo edificio de la mayor presencia posible en el casco urbano. Esta decisión es una clara apuesta del municipio por la educación y la juventud, lo que hace que Gloggnitz en el futuro también sea más atractivo para las familias jóvenes.

Fotografía: Hertha Hurnaus

En 2015 el municipio convoca un concurso para un centro escolar con capacidad de ampliación en el futuro, basado en la cooperación, el intercambio entre alumnos, profesores y padres, así como el apoyo y la asistencia mutua.

Fotografía: Dietmar Feichtinger Architectes

Fotografía: Hertha Hurnaus

El centro escolar ofrece unidades didácticas especiales: una escuela de música, un taller de formación equipado con bancos de trabajo, una cocina de enseñanza bien equipada, salas de informática, de física y más. Al mismo tiempo, la escuela se abre a la ciudad al albergar clubes deportivos, involucrar a la educación de adultos y ofrecer eventos extracurriculares.

Planta sótano. Ver PDF

Planta baja. Ver PDF

Planta segunda. Ver PDF

Planta tercera. Ver PDF

Fotografía: David Boureau

Un centro escolar flexible y abierto

La base del centro escolar simboliza la apertura. Está completamente acristalado y es, por lo tanto, permeable entre el interior y el exterior. La entrada está ubicada cerca del centro en el noroeste en una gran explanada pública. El primer piso en voladizo forma un dosel ancho, que crea una explanada protegida contra la intemperie para el área de entrada. Crea así, la transición del área pública al aire libre al interior de la escuela.

Fachada norte. Ver PDF

Fachada oeste. Ver PDF

Fachada este. Ver PDF

Fachada sur. Ver PDF

Fotografía: David Boureau

Fotografía: David Boureau

Fotografía: David Boureau

Sección A. Ver PDF

Sección B. Ver PDF

Nada más entrar en el vestíbulo, se advierte el elemento esencial de este complejo diseño: tres áreas deportivas, configurando un generoso volumen transparente de 7,88 metros de altura, que forman el centro del edificio de planta cuadrada. Las cúpulas de los tragaluces iluminan con luz natural esta área central y abierta, que está sostenida por una estructura de acero tridimensional que se extiende 30 metros. La arquitectura de este volumen implementa el ambicioso programa educativo de la nueva escuela abierta e integradora en tres dimensiones. La nueva escuela secundaria promueve el deporte y, en general, el ejercicio que es importante para todos los niños. Implementa la concentración, la coordinación y la capacidad de aprendizaje de forma holística. Las salas adaptadas a las diferentes actividades: el gimnasio común, la sala de gimnasia, el rocódromo, se desarrollan a través de todos los niveles, desde su planta en el sótano hasta su azotea en el primer piso. Su espacio libre forma un centro arquitectónico luminoso del vestíbulo: balaustradas de vidrio y una malla fina de cables tensados como redes de seguridad. Las áreas deportivas están rodeadas por dos lados por tribunas de asientos acristaladas. Estas convierten el gimnasio y el muro de escalada en un escenario.

Fotografía: David Boureau

Fotografía: David Boureau

Fotografía: David Boureau

El centro escolar está estructurado de forma muy clara. La planta baja es el área pública: en la entrada se ubican dos guardarropas, todas las clases para la enseñanza práctica y las salas especiales que están dispuestas en un anillo alrededor del espacio libre para deportes y ejercicio. Estas son fácilmente accesibles para uso externo a través del vestíbulo o las entradas laterales. La circulación vertical, escaleras y ascensor, se colocan en los límites del edificio. Las escaleras diseñadas como salidas de emergencia están normalmente abiertas. En caso de incendio, las puertas de acceso se cierran automáticamente.

Fotografía: David Boureau

Fotografía: David Boureau

Cocina. Fotografía: Hertha Hurnaus

Biblioteca. Fotografía: Hertha Hurnaus

Taller en planta baja. Fotografía: David Boureau

Todas las aulas para los tres niveles de estudios están ubicadas en el primer piso. Su centro está formado por la azotea de madera, con lucernarios en forma de prisma sobre el amplio volumen de las áreas deportivas, los cuales proporcionan elementos diferenciados de división de este gran espacio abierto común para todos, que también se puede utilizar como un "aula al aire libre". Alrededor de este patio abierto se organiza un nuevo tipo de Escuela respecto a la clásica basada en aulas cerradas: las aulas pueden abrirse y agruparse en torno al espacio denominado ‘mercado’ el cual emerge de las áreas de circulación. De esta manera, las clases pueden tener lugar en un espacio abierto y hacer partícipe a varias niveles de educación; todas las áreas se convierten en lugares en los que poder reunirse para aprender y vivir juntos sea cual sea el curso del alumno.

Fotografía: David Boureau

Fotografía: David Boureau

Fotografía: David Boureau

Fotografía: David Boureau

Las áreas de profesores y administración se ubican en el segundo piso, que como un delgado volumen en el frente de la fachada noroeste, le da más altura y, por lo tanto, peso al edificio. Todas las salas para el profesorado y la dirección están dispuestas a lo largo de un pasillo transparente y alrededor de una terraza cubierta en el sureste.

Fotografía: David Boureau

Detalle constructivo de la fachada Norte. Ver PDF


Detalle constructivo de la fachada Norte. Ver PDF

La estructura del edificio de la escuela, que descansa sobre un basamento transparente, ofrece un grado inimaginable de posibilidades espaciales, para deportes y actividades docentes. Su inauguración fue un festival folclórico: ensayos para que se convierta en un centro cultural permanente para la comunidad y mucho más.

Fotografía: David Boureau

La escuela como elemento significativo del tejido urbano

Un volumen elevado, sostenido por una base transparente, forma el cuerpo del edificio y contiene todas las clases generales de los tres niveles de enseñanza. Todo se agrupa en torno a una zona exterior común.

El volumen tiene dos pisos al noreste. El alzado en el segundo piso eleva la fachada principal que da a la explanada y la cubre parcialmente. La zona destinada al profesorado y administración se encuentra aquí y se abre hacia el sur a una amplia terraza cubierta.

El área de entrada forma la transición del espacio público exterior al interior de la escuela. Los guardarropas de los estudiantes se encuentran a ambos lados. El vestíbulo se conecta con el vacío central abierto formada por los tres gimnasios.

Las clases y las aulas especiales, de música, laboratorio de física, enseñanza de cocina, taller de formación, sala de informática, espacio para danza, biblioteca y zona de lectura se ubican en las tres fachadas adyacentes en la planta baja.

El elemento central de la interpretación arquitectónica del ambicioso programa pedagógico de una escuela abierta e integradora es el gimnasio. Los espacios dedicados a esta actividad forman un amplio volumen abierto en el medio de la planta cuadrada del edificio. Las salas adaptadas a las diferentes actividades –el gimnasio común, el pabellón de gimnasia, el rocódromo se sitúan en el nivel del sótano y se abren hacia la terraza de la primera planta, desde donde entra la luz natural, que se distribuye uniformemente. Los vestuarios están dispuestos en anillo alrededor del área central del sótano, así como las salas de servicio e instalaciones.

El vestíbulo de la planta baja está completamente abierto a este volumen. Se desarrolla en continuidad con la explanada pública cubierta frente a escuela. Las barreras de seguridad y la protección frente al lanzamiento de pelotas del gimnasio están formadas por redes de cables. Esto permite una fácil ventilación y mantiene una continuidad visual del espacio. Dos tribunas laterales, directamente accesibles desde este nivel, flanquean los gimnasios. Aquí, los paneles de vidrio transparente evitan que los visitantes se caigan.

Las aulas especializadas se sitúan en un anillo alrededor de este área central y permite un acceso fácil y directo fuera del horario escolar para que puedan utilizarse por los vecinos y clubs deportivos. El acceso se lleva a cabo por unas entradas laterales.

Los accesos verticales, escaleras y ascensor, se sitúan en las esquinas del edificio. Las escaleras, diseñadas como salidas de emergencia, permanecen abiertas durante el uso normal del edificio. En caso de incendio, las puertas se cierran automáticamente.

Se puede llegar a las salas de profesores y oficinas de administración en el segundo piso directamente desde el vestíbulo de entrada a través de las escaleras y el ascensor.

Las aulas para los tres niveles de enseñanza se encuentran en el primer piso. Forman un anillo continuo alrededor del patio interior accesible.

Fotografía: Hertha Hurnaus

Las clases se agrupan de tres en tres con un espacio compartido abierto a este patio interior. Las paredes de las clases que dan a este espacio común están diseñadas como elementos plegables y se pueden abrir en toda su longitud. De esa manera, las clases pueden tener lugar en un espacio abierto que involucre a varios grupos. El espacio llamado "mercado" se puede utilizar para actividades fuera de clase y para aprender todos los alumnos juntos. El patio exterior de madera en el centro, está dividido por los lucernarios, volúmenes en forma de prisma. Los volúmenes crean áreas diferenciadas; también proporcionan iluminación y ventilación natural a los gimnasios. Las lamas de ventilación en caso de incendio están integradas en los prismas.

Fotografía: David Boureau

Ventilación natural controlada

La calidad del aire en la escuela es un factor importante para el confort y la calidad del espacio. Contribuye significativamente a la capacidad de asimilación y concentración de los estudiantes. Al mismo tiempo, el control de la renovación del aire contribuye de manera significativa al bajo consumo energético del edificio.

Se ha implementado un concepto de ventilación considerando la excelente ubicación geográfica del municipio de Gloggnitz. Las aulas reciben aire fresco natural durante las clases a través de aireadores regulados automáticamente, situados en las ventanas.

El control regular se realiza a través de mediciones constantes de CO2. Estos medidores se sitúan en las aulas y garantizan así una ventilación eficiente, energéticamente económica y natural.

Fotografía: Hertha Hurnaus

Existen tres rejillas de ventilación por clase, integradas en la fachada. Dos de ellas están motorizadas y conectadas al sistema automático. La tercera está ubicada cerca de la mesa del profesor. Se puede operar manualmente y se puede abrir o cerrar según las necesidades del momento. Las lamas automatizadas están protegidas por un elemento de metal expandido.

Además de la ventilación automática de las ventanas, se integra un sistema de ventilación mecánica, mediante el cual se genera aire fresco adicional en las aulas. Durante los descansos y durante la noche se realiza una ventilación de choque para un intercambio de aire rápido. La extracción se realiza en las salas de equipamiento de los gimnasios. Los emisores insonorizados en las paredes de las aulas y las escaleras permanentemente abiertas aseguran el paso de ventilación. Estos elementos de emisión fueron diseñados especialmente para la escuela.

Un sistema de calefacción alternativo con madera local

Las clases se calientan mediante radiadores de baja temperatura. Los radiadores se han instalado en el parapeto bajo las ventanas. El parapeto tiene la misma altura que los pupitres y ofrece una vista directa del exterior. Un panel de madera forma un antepecho contínuo en las ventanas, proporcionando una seguridad extra para evitar caídas imprevistas por los huecos.

Fotografía: David Boureau

La sala de calefacción se encuentra en un cuarto de instalaciones prefabricado en las inmediaciones de la escuela. La fuente de energía son astillas de madera producidas localmente y, por lo tanto, se trata de un sistema de calefacción de emisión neutra.

Aulas inundadas de luz natural

Además de la calidad del aire, el bienestar también está garantizado por la luz natural. El área central está inundada de luz natural a través de las superficies de vidrio integradas en la superestructura del patio en el primer piso. La luz entra tanto de forma cenital a través de la cubierta acristalada formada por planos de vidrio con una dimensión de 4 x 4 m, y a través del acristalamiento lateral con elementos de vidrio de menor dimensión: 2 x 4 m. El acristalamiento lateral permite una relación visual entre el patio de la primera planta y los gimnasios.

Fotografía: David Boureau

Acústica óptima y protección frente a incendios para el bienestar de niños y profesores

La absorción acústica en la sala central es proporcionada mediante paneles a base de madera montados en el falso techo. En las aulas, las paredes están revestidas para absorber el sonido.

Sala de música. Fotografía: Hertha Hurnaus

Se requiere un sistema de protección contra incendios especialmente adaptado y un diseño para los espacios abiertos.

La distribución abierta y fluida del edificio requiere un diseño específico de protección contra incendios y una solución única para la extracción de humos en caso de incendio. El aire entrante en caso de incendio se suministra a través de puertas de apertura automática integradas en la fachada. El aire saliente se extrae a través de los elementos superiores sobre los gimnasios. Las trampillas de humo se abren en los puntos altos y permiten una extracción de humo eficiente. Las escaleras abiertas de uso diario se cierran en caso de incendio automáticamente con puertas resistentes al fuego. Las escaleras cerradas se pueden utilizar como salidas de emergencia.

Escaleras. Fotografía: David Boureau

Una materialidad clara y reconocible

Los materiales se utilizan en su forma natural. Las losas de hormigón se ejecutan en hormigón visto. La madera es el material dominante. Los techos y los suelos de madera dan forma a la atmósfera espacial. La estructura de las carpinterías de la fachada se componen de perfiles mixtos de madera-aluminio. Las puertas correderas de gran formato abren al patio los espacios comunes (o 'mercados') de la primera planta.

Las partes sólidas de la fachada están revestidas con listones de madera verticales. En el patio, se dispone un parasol en voladizo, de perfiles de madera como protección solar. Además, las superficies de vidrio están provistas de persianas de lamas por el exterior para crear sombra y oscurecer el interior.

La estructura adaptable

La estructura está ejecutada en hormigón, acero y madera. El uso de los materiales está determinado por la posición especial de estos elementos en el edificio. El sótano y los muros portantes en las escaleras están realizados con hormigón visto. Esbeltos pilares de acero y muros de madera contralaminada -CLT - en la planta superior, completan la estructura resistente,

El gran espacio central de los gimnasios se soluciona con una estructura tridimensional de acero optimizada en su altura.

Los forjados de CLT, se apoyan en vigas de acero. Las cubiertas, no accesibles y con cierta pendiente, son ajardinadas.

El proyecto del complejo escolar diseñado Dietmar Feichtinger Architectes propone un espacio libre, abierto y saludable para los estudiantes. El centro del edificio se basa en la entrada de luz natural, la conexión de espacios y el movimiento, creando espacios de apariencia diáfana que permiten entender una escuela de actitud comunitaria.

Fotografía: David Boureau

Fotografía: Hertha Hurnaus

Ficha técnica completa, con enlace a productos utilizados en el proyecto y similares.

Sólo para suscriptores

Ficha técnica

Autor: Dietmar Feichtinger Architectes

Localización: Sparkassenplatz 5, Gloggnitz. Austria

Año: 2015-2017

Colaboradores: Pilz&Partner ZT GmbH

Fotografías: David Boureau, Hertha Hurnaus


Editado por:

Nuria Prieto Tectónica

Publicado: Sep 14, 2020

¿Quieres que Tectónica sea tu MediaPartner? Descubre cómo aquí