Escalera helicoidal en la Sede de EeStairs en Barneveld, Países Bajos

David Mimbrero

La nueva sede de EeStairs en Barneveld, Países Bajos, es un edificio de uso mixto (industrial y oficinas) concebido para asumir una función representativa: ser imagen de marca de una empresa especializada en la fabricación de escaleras prefabricadas de diseño singular.

Proyecto

Dando respuesta a los deseos del cliente, el proyecto tiene como intención transmitir las ideas de creatividad y funcionalidad, y expresar a los visitantes lo que la empresa es capaz de lograr en términos de diseño y producción. Bronsvoort Blaak Architecten, el equipo de arquitectos autor del proyecto, se propuso también “cambiar la opinión de la gente sobre la visita a los lugares de producción".

La principal característica formal del edificio es su gran cubierta, enfatizada a través del gesto del pliegue lateral que la convierte en suelo de la primera planta. El plano de cubierta actúa como un gran paraguas de acogida y protección, pero también, según explica Anton Brosnvoort, simboliza la hospitalidad inherente a esta empresa, de la misma manera que se han utilizado particiones de vidrio “para que los visitantes sientan que el edificio está en un lugar abierto para explorar".

En cuanto al programa, el edificio se compone de tres áreas en las que se sitúan los tres departamentos clave de producción: un taller de acero, un área de acabado y un taller de madera. Los tres departamentos están conectados a través de grandes puertas basculantes, lo que permite el movimiento entre ellos en un orden lógico a medida que avanza la producción.

Plano de planta primera, por la que se produce la entrada de visitantes.

Imagen de la nave de producción.

Con una altura de tres pisos, el edificio de 4.800 metros cuadrados tiene una calificación BREEAM "Sobresaliente", lo que lo convierte en uno de los lugares de producción más sostenibles del país. Lograr una calificación BREEAM (el método de evaluación de la sostenibilidad de los edificios líder en el mundo) fue una prioridad para EeStairs y un elemento integral del trabajo de Bronsvoort Blaak. El edificio se caracteriza por un aislamiento de alto rendimiento en forma de paneles sándwich que consisten en dos láminas recubiertas de color unidas a un núcleo de lana mineral, que han obtenido la calificación A en las evaluaciones de la industria. Además, el edificio está totalmente libre de gas, con paneles solares que proporcionan la mayor parte de la energía eléctrica para el espacio. 

Un sistema inteligente KNX permite a EeStairs monitorizar de cerca el consumo de energía, desactivando la iluminación en espacios que no están siendo utilizados, mientras que la calefacción y el aire acondicionado automatizados aseguran unas condiciones de trabajo óptimas.

Planta y axonometría de la escalera de entrada al edificio, diseñada y fabricada por Eestairs.

Escalera helicoidal

El edificio queda caracterizado por su gran escalera exterior helicoidal, convertida en objeto singular que indica la zona de entrada. Como símbolo representativo de la actividad de la empresa, la escalera da la bienvenida al visitante en la fachada principal y da acceso a la entrada del edificio, que tiene lugar en la planta primera. El hall de entrada es un gran espacio abierto con un techo curvo y un mostrador de información, creado por el equipo de EeStairs.

Vista del hall de entrada. Desde este espacio, los visitantes pueden disfrutar de las vistas hacia las zonas verdes circundantes.

Construcción de la escalera

La escalera está constituida por una estructura de elementos en forma de L (uno por cada escalón), sujetados en voladizo a una viga central de forma helicoidal, construida por palastros de acero soldados. La viga central está formada por una estructura tubular hueca de gran inercia, con palastros de acero de calidad S355 de 10 mm de espesor.

Para rigidizar la estructura, las huellas de los escalones están formadas por palastros de 6 mm de espesor, mientras que el borde exterior se cierra con pletinas soldadas de e=10 mm que atan completamente el conjunto. El acabado final de los escalones es de peldaños de hormigón e=60 mm, con una banda antideslizamiento en el borde exterior.

Arranque

La escalera se apoya en una base inferior, anclada a una cimentación de hormigón mediante una placa de 15 mm de grosor, con anclajes de expansión de acero inoxidable Hilti HSA-R M16.

A esta placa se unen dos palastros verticales: el que forma la primera tabica y otro posterior de refuerzo, este último fijado directamente a la base de hormigón.

Llegada

En la parte superior, la escalera se fija al forjado de hormigón, de 20 cm de canto, que queda rematado por una pletina de acero de 220 mm de altura y 15 mm de grosor. En este borde se encaja el último peldaño de la escalera.

Detalles constructivos. Ver pdf

La fijación al forjado se realiza por medio de tres placas de anclaje de 15 mm de espesor, una a la cara superior del forjado (de 250 mm de ancho), otra (la última tabica) a la pletina que remata el canto del forjado, y la última a la cara inferior (de 150 mm).

Diseño e iluminación

La escalera flota ingrávida en la esquina del edificio. Debido al gran tamaño del elemento y a su forma helicoidal, la huella de los escalones se diseña dividida en dos partes de diferente dimensión. Así, se definen dos recorridos paralelos en tramos de diferente anchura, diferenciados mediante un ligero saliente de la huella de los escalones. La iluminación contribuye a acentuar esta sutil diferenciación.

EsStairs en Tectónica


Editado por:

David Mimbrero. Tectónica

Publicado: Oct 7, 2019

¿Quieres que Tectónica sea tu MediaPartner? Descubre cómo aquí