Estudio sobre el Riesgo de sobrecalentamiento en vivienda colectiva de EECN por el Laboratorio de Control de Calidad del País Vasco

Redacción Tec.

El organismo de Control de Calidad del País Vasco ha acepta el encargo de varias empresas del sector de la construcción de elaborar un estudio sobre cómo responde un edificio de vivienda colectiva EECN (Edificios de Energía Casi Nula) en clima mediterráneo-continental.

Sus conclusiones merecen una reflexión sobre la tendencia cada vez más evidente de que el consumo energético es mayor en verano que en invierno debido al cambio climático y a la densidad de las ciudades, y que por lo tanto un proyectos que desde su planteamiento tenga en cuenta este factor, ahorrará en consumo energético, disminuirá las emisiones de CO2 necesitará una instalación de menor dimensión y beneficiará de manera directa al usuario, su salud y su percepción del confort.

Edificio de viviendas sobre el que se ha aplicado la simulación de mejora. Foto: ©Yone Estivari.

EECN mejorado en zona climática tipo mediaterráneo-continental

La normativa está muy centrada en la respuesta ante climas más fríos que el definido como mediaterráneo-continental. El estudio llevado a cabo por el Laboratorio de Control de Calidad en la Edificación del Gobierno Vasco y presentado en el COAM por Juan Mari Hidalgo Betanzos, arquitecto del Laboratorio, ha tomado como referencia un edificio estándar de vivienda colectiva en Madrid, de ocho plantas, orientado Norte-Sur, ocupando el máximo de edificabilidad y con certificado de energía casi nula, sobre el que han aplicado la herramienta de simulación dinámica Energy Plus (Design Builder) y mejorado con tres estrategias fundamentales: aislamiento exterior de la fachada con eliminación de puentes térmicos, sombreamiento dinámico con la instalación de persianas de gestión automatizada para responder al soleamiento, y ventilación de doble flujo con recuperación de calor de alta eficiencia y bypass de verano.

Las medidas de protección solar, con la mínima exigencia para el usuario, son necesarias para responder al clima mediterráneo-continental. Imagen: Griesser.

El estudio ha tenido en cuenta todas las posibilidades y se ha estudiado en detalle una semana típica de verano y una semana típica de invierno, con o sin refrigeración activa. Según las condiciones de partida el ahorro energético y la percepción de confort variará, como se aprecia en el Estudio sobre el Riesgo de sobrecalentamiento en vivienda colectiva de EECN pero se podría definir un lema para plantear esta tipología de edificación:

SOMBRA – VENTILACION – AISLAMIENTO

La conclusión del estudio es concluyente: es imprescindible tener en cuenta en la fase de diseño del proyecto la orientación, las medidas de protección solar, el aislamiento en envolvente opaca y la ventilación con recuperación de calor (frío-calor).

El estudio analiza el comportamiento del edificio base y mejorado de dos tipos de viviendas (con y sin ventilación cruzada), dos tipos de usuarios (con y sin refrigeración activa) y en dos semanas extremas del año (invierno y verano) con múltiples variantes.

En concreto, las conclusiones finales del estudio son:

1. Ahorro energético (calefacción y refigeración)

-Reducción del 38 % de calefacción: ahorro en consumo y menor potencia instalada

-Reducción del 50 % de refrigeración: ahorro en consumo y menor potencia instalada

-Reducción entre un 20% -40% de la potencia instalada

2. Beneficios con gestión del sol + ventilación con recuperación de calor

-Temperaturas interiores más frescas: promedio de 1-2ºC menos (hasta 4-5ºC menos al mediodía)

-Mejor protección solar y ventilación evitan el sobrecalentamiento

-Mayor confort en primavera y otoño: control solar dinámico regula mejor las ganancias solares

-Menor uso del aire acondicionado: solo en las semanas más cálidas

3. Más confort

-En todos los casos y usuarios mejora el confort, entre un 40-96 % menos horas de malestar.

-En viviendas sin aire acondicionado: la vivienda EECN CTE se sobrecalienta el doble que la mejorada

4. Confort según estándar passivhaus

-En el edificio EECN según CTE, sólo en un caso se podría cumplir: utilizando la ventilación nocturna máxima

-En el edificio EECN MEJORADO, los tres casos con refrigeración activa pueden cumplir: muy bajo consumo de energía.

-La mejora en todos los casos es notable, entre un 29% y 52% del confort según el estándar Passivhaus.

El Estudio ha sido encargado por las empresas Knauf, Knauf Insulation, Griesser y Zehnder que aportan soluciones como las placas de cemento para cerramientos ligeros; persianas graduables; aislamiento de lana mineral o sistemas de climatización frío-calor como el utilizado en un edificio de climatología extrema, la sede corporativa de de Ibeneregi en Toledo de Taller Abierto.


Editado por:

Redacción Tec.. Tectónica

Publicado: Feb 12, 2020

¿Quieres que Tectónica sea tu MediaPartner? Descubre cómo aquí