The Invisible Store of Happiness

 Sebastian Cox

The Invisible Store of Happiness (el invisible contenedor de felicidad) es un homenaje de tres metros de altura, a la madera y a su artesanía. El diseñador/fabricante de muebles Sebastian Cox y la artista Laura Ellen Bacon – necesitaron tres meses para construir artesanalmente la estructura con madera de frondosas estadounidenses, expuesta con motivo de la Semana del Diseño de Clerkenwell (Clerkenwell Design Week – CDW) frente al histórico Museo de la Orden de San Juan durante los días 19-21 de mayo de 2015.
Esta instalación fabricada de manera totalmente manual con arce y cerezo estadounidenses consiste en un gran marco de madera curvada al vapor que da paso a tiras más delgadas trenzables que fluyen y se retuercen dando lugar a un remolino de formas y texturas.
El arce y el cerezo se han trabajado para formar un marco de forma elíptica que exhibe la exquisita artesanía y la impecable técnica de fabricación a gran escala, con grandes arcos de madera curvada al vapor unidos a mano con juntas de caja y espiga sin cola, en su mayor parte.
Los componentes de este marco macizo se cortaron en tiras utilizando maquinaria de gran complejidad y se dejaron en durante algún tiempo en las aguas del Támesis, junto al taller de Sebastian en Woolwich, con el fin de hacerlas flexibles y trenzables. Estas tiras se trabajaron posteriormente a mano para materializar el concepto del diseño.
“El mayor desafío ha sido la gran cantidad de incertidumbres que fuimos resolviendo semana a semana mediante la reflexión colectiva y la resolución de problemas partiendo del diseño. Debido a la naturaleza de la pieza surgían constantemente preguntas sin respuesta”, explica Sebastian Cox. “¿Funcionaría el curvado al vapor? Así fue, después de la tercera semana y de utilizar nuevas bandas de metal. ¿Sería capaz de resistir el trompo de carpintería el uso constante? Sí, después de la segunda semana y de instalar un nuevo disyuntor. ¿Se romperían las mortajas al mortajar el arco? Conseguimos que no fuera así después de cuatro semanas y de tres prototipos de guías. ¿Tendrían las uniones biseladas la fuerza suficiente? Comprobamos que sí después de la quinta semana durante la construcción. ¿Conseguiríamos curvar las tiras? Lo conseguimos, después de intentarlo con ayuda de vapor la quinta semana.
La American Hardwood Export Council (AHEC) ha apoyado el proyecto con el fin de permitir la experimentación con estas especies y celebrar su potencial.

01_901_101_401_501_601_701_1001_1201_1307_111_101_102_106_108_109_110_103

https://www.youtube.com/watch?v=qsz7FxrPxb8

Editado por:

Carlos Quintáns. Tectónica

Publicado: Jun 14, 2015

¿Quieres que Tectónica sea tu MediaPartner? Descubre cómo aquí